SIP

Score de Involucramiento Parlamentario

La responsabilidad de un cargo representativo en el congreso federal exige a quienes lo ejercen la realización de tareas diversas. La labor de una persona congresista involucra diversas actividades como discutir y aprobar presupuestos, proponer cambios a la legislación, supervisar a funcionarios del gobierno, discutir asuntos relacionados con los temas de sus comisiones, entre otras.

Contar con una medición precisa de todos los aspectos que conforman el trabajo legislativo, sería imposible. Es por ello que hemos creado el Score de Involucramiento Parlamentario (SIP). Una medición que sintetiza una parte de la labor que realizan las personas legisladoras, centrándose en cómo participan en la creación y aprobación de proyectos y reformas jurídicas.

El SIP es el resultado de varios años de investigación legislativa comparada, así como de una ardua labor de comprensión del congreso mexicano. Sugerimos consultar las siguientes publicaciones:

Los valores del Score de Involucramiento Parlamentario (SIP) oscilan entre 0 y 10 puntos y sirven para calificar la participación de cada legislador o de un grupo de congresistas en la elaboración de la legislación nacional, ya sea promoviendo proyectos de reforma o formando parte de las votaciones que definen el destino de un proyecto de reforma.

De este modo, los elementos concretos que el SIP considera son:

1. Iniciativas y proposiciones con punto de acuerdo2. Asistencia efectiva
Cantidad, relevancia y avance procesal de los proyectos presentados por un legislador como iniciante.Porcentaje de asistencia a sesiones de Pleno, con votación registrada (Favor, Contra o Abstención) de cada legislador.

El primer elemento del SIP (que se refiere a la promoción de iniciativas y proposiciones con punto de acuerdo) se denomina Score de Promoción (SP). Este SP se expresa como una clasificación individual que se otorga a cada representante en función de 3 preceptos:

  1. La cantidad de proyectos de reforma presentados
  2. El impacto que dichas reformas pueden tener en la sociedad mexicana (relevancia)
  3. El avance de las reformas en el proceso legislativo

Para conocer la relevancia de un proyecto de reforma, en Buró Parlamentario analizamos cada iniciativa con proyecto de decreto y cada proposición con punto de acuerdo presentada por las personas congresistas a título personal, concentrándonos en tres aspectos de su contenido.

  1. El nivel de coordinación que requieren para ser aprobados
  2. El tipo de transformación o cambio que proponen
  3. La cantidad de “texto jurídico” que pretenden modificar

Cada proyecto puede tener un puntaje total sumado que oscila entre 3 y 9. Así, dependiendo del puntaje sumatorio en sus 3 categorías, los proyectos pueden clasificarse como:

Para caracterizar numéricamente las distinciones entre las reformas propuestas en términos de su relevancia, cada iniciativa y proposición es analizada y ponderada por los valores 𝛼 =1, 𝛽 =5 y 𝛾 =10 respectivamente. Esto significa que un proyecto de reforma trascendental tiene un valor 10 veces mayor que un proyecto menor y 2 veces mayor que uno ordinario.

En este caso, todos los puntos de acuerdo, así como las reformas simbólicas (declaración de fechas solemnes, colocación de nombres en el muro de honor, etc.) son codificadas con la menor calificación posible y se definen como proyectos menores.

Para que una persona congresista sea considerada como agente de los procesos más relevantes del congreso, sus propuestas necesitan ser tomadas en cuenta y avanzar a lo largo de las distintas instancias del proceso legislativo. Por ello codificamos las iniciativas y proposiciones con base en el momento procesal en el que se encuentran cuando estas son analizadas. En primer

  1. proyectos pendientes de dictamen (INI) y dictaminados en comisión (COM);
  2. propuestas aprobadas en pleno de origen (PLENO), aprobadas en pleno de revisora (REVIS) y que entraron en vigor tras su publicación (LEY).

Al multiplicar los valores de relevancia relativa por las de avance procesal de todos los proyectos impulsados por una persona legisladora en lo individual obtenemos un score individual, el cual se contrasta con el resto de las personas representantes mediante una división.

Nuestro Score de Involucramiento Parlamentario (SIP) es entonces un cálculo de la actividad de cada representante i, durante la legislatura t, ponderando por la relevancia y avance procesal de sus proyectos en comparación con el resto de las y los integrantes de la asamblea:

La estrategia que sigue la fórmula para normalizar este índice consiste en dividir cada score individual por el máximo valor alcanzado en la legislatura y multiplicar este resultado por diez. Con esta operación, el SIP de cada representante queda expresado en valores acotados entre cero y diez, evaluando —y tomando como punto de referencia— a la persona congresista con mayor score, siguiendo la intuición del sistema de calificaciones usualmente empleado en la educación básica, y manteniendo la proporción de las diferencias en los scores obtenidos por cada integrante de la legislatura.

A
ASISTENCIA EFECTIVA

En Buro Parlamentario consideramos que el requerimiento mínimo que deben cumplir los congresistas para que se les considere participantes activos de la asamblea, es estar presentes y expresarse en las actividades colegiadas de votación plenaria.

Para evaluar esta faceta particular del desempeño de las personas legisladoras construimos el Score de Asistencia Efectiva (SAE).

El primer paso para calcular el SAE de una persona representante consiste en contabilizar todas las veces que el tablero le habilitó para votar. Posteriormente contamos las veces en que manifestó el sentido de su voto (Favor, Contra o Abstención) en cada votación nominal plenaria de la Cámara. El último pasó consta de dividir el número de veces que una persona representante marcó su presencia en el pleno a través de su votación (AVOTO) entre el número total de veces que el tablero se abrió para registrar votaciones (ATOTAL) en un determinado periodo de tiempo. Con el objeto de mantener la misma escala de evaluación empleada por el SIP, la fórmula convierte la asistencia efectiva en una escala acotada entre cero y diez mediante la siguiente fórmula:

Una vez obtenidos los valores del Score de Promoción (SP) y del Score de Asistencia Efectiva (SAE) para cada persona representante, entonces procedemos a la última etapa donde ponderamos cada uno de estos valores para así construir el indicador final llamado Score de Involucramiento Parlamentario (SIP).

En este caso ponderamos con un valor porcentual menor las votaciones (asistencias efectivas) que las iniciativas y puntos de acuerdo. Mientras el Score de Promoción tiene un peso porcentual en el SIP del 80%, el Score de Asistencia Efectiva (SAE), tiene un peso de 20%, como se establece en la siguiente fórmula:

El mayor valor teórico de la anterior ecuación es de diez (que se asigna a la persona congresista que haya obtenido el mayor SIP. Dicho caso se convierte entonces en el parámetro de comparación con el resto de las personas legisladoras.